top of page
Buscar
  • Foto del escritorKarem Pantin

Del Sprint a la Ultra-distancia


Aunque la decisión final es del atleta, y pese a que soy una gran entusiasta de las largas distancias, a veces me pregunto si los triatletas no saltan demasiado rápido del sprint al olímpico al 70.3 al IRONMAN y a las ultra distancias.


Los atletas más jóvenes podrían explotar más sus cualidades juveniles antes de saltar a distancias más largas y buscar mejores resultados en las distancias cortas o intermedias. Dedicar un par de años, o más, a mejorar marcas.


Si se trata de un atleta maduro, el salto puede ser más rápido porque probablemente sea más fácil desarrollar sus capacidades de resistencia antes que la velocidad explosiva.

Si bien la filosofía de Team Liv2Win es entrenar al atleta para la distancia que nos pide, siempre es bueno compartir con ellos los beneficios, tipos de esfuerzos y resultados posibles de cada evento.


Encontramos atletas que se preocupan demasiado por sus tiempos y no están dispuesto a construir su resistencia con esfuerzos bajos, por lo que terminan frustrados con el entrenamiento necesario para una media o larga distancia. A estos atletas debemos impulsarlos ya sea a cambiar su perspectiva, o a seguir participando en eventos más cortos que cumplan con su deseo de trabajar su velocidad y potencia. También encontramos al atleta que se sobreentrena cada fin de semana con distancias largas a esfuerzos altos. A ellos les esperan períodos de fatiga y en el peor de los casos lesiones constantes.


El entrenamiento para la larga distancia considera por lo general un 20% a 25% de trabajo en zonas medias-altas de frecuencia cardíaca o sobre los umbrales aeróbicos y en mínima proporción esfuerzos anaeróbicos. Mientras que el 75% a 80% restante se va a esfuerzos aeróbicos bajos a medios.


Esto no quiere decir que el atleta de medias y largas distancias no va a mejorar, solo que lo hará trabajando una base aeróbica muy fuerte que le permitirá participar en eventos de varias horas. Con la paciencia y la guía adecuada se sorprenderá de los resultados de este tipo de entrenamiento.


Entonces la tarea como atleta es sentarnos y definir:


1. Qué tipo de competencia quiero.

2. Se adapta a mi estilo de vida.

3. Me gusta entrenar para este tipo de evento.

4. Tengo información completa sobre el tipo de entrenamiento que necesito.

5. Mi entrenador entiende lo que busco.

6. Yo entiendo lo que mi entrenador me ofrece.


Una vez que tienes todos los datos es momento de decidir el tipo de entrenamiento que te conviene sin dejarte llevar por las modas, los amigos o los comentarios de otros atletas.


En Team Liv2Win te apoyamos para que conozcas el tipo de evento que se adecúa más a tu experiencia previa y condición actual y el camino a seguir para cumplir tus metas a corto, mediano y largo plazo.



72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Truco o verdad

No, no estoy hablando del Halloween, sino del trabajo del entrenador. Hace casi ocho años, cuando recién me inicié en esta hermosa labor de darle forma a los sueños, deseos y metas de los atletas que

¿A quién seguir?

Los seres humanos somos complejos por naturaleza, si le agregamos a esa complejidad ser atleta, obtenemos una - o varias - personalidades que pueden ir del soñador al controlador; del que quiere compr

Nada con Exceso

Supongo que todos conocemos ese concepto de que, aunque se trate de opciones consideradas sanas, si se hace con exceso perderá su beneficio. El concepto aplica para el deporte. Por qué decimos esto, p

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page