top of page
Buscar
  • Foto del escritorKarem Pantin

Confesiones del Entrenador

Un entrenador deportivo tiene muchos retos por la variedad de características entre nuestros clientes y la naturaleza opcional de nuestra labor.


Comparto algunas confesiones íntimas como entrenadora que, lejos de ser una queja, representan retos en búsqueda del cambio, la excelencia y, por qué no, la felicidad a través de la profesión del deporte. 

  • Conocer atletas con grandes capacidades naturales que se conforman con ser estándar. Es como el estudiante genio que se aburre en clase y no tiene necesidad de estudiar. Debemos encontrar la manera de convencer al atleta que, si bien tiene éxito en su rendimiento deportivo sin entrenar al 100%, podrían sobresalir si da la estructura correcta.

 

  • Si bien un anhelo es el detonante de una realidad, hay atletas que se quedan en el anhelo. Vemos los vídeos en la meta de un evento que nos parece de ensueño, pero no sabemos que detrás hay horas de entrenamiento, tiempo sin la familia, recortes de presupuesto, desánimos, desmañanadas, poco sueño y mucho cansancio. Una vez que se vive esa realidad pasa que, o no se previó en el sueño, o el sueño no fue lo suficientemente grande para el sacrificio. Es trabajo del entrenador ayudar al atleta a planear su calendario deportivo acorde a su realidad actual e impulsarlo a hacer los cambios necesarios para alcanzar los anhelos más altos.

  • Nuestro trabajo es como el de un médico o un maestro, necesitamos saber qué sucede del otro lado de la planeación. Si bien las plataformas de entrenamiento son útiles para dar un buen seguimiento, nunca podrán sustituir un correo, una llamada o un mensaje al mes para comunicar las sensaciones, los imprevistos, los problemas, los aciertos y los errores. El entrenador debe facilitar la comunicación bilateral e impulsarla incluso en los atletas que por su naturaleza, no son comunicativos.


  • Por mucho que éste sea un negocio, cuesta comprender al atleta que paga mes tras mes... sin entrenar. Es como el optimista que paga un año de gimnasio y va los primeros cinco días de enero. El entrenador debe buscar la manera de impulsar, interesar y convencer al atleta para que aproveche el esfuerzo que hace él o ella por pagar un entrenamiento y, sobre todo, que sepa los grandes beneficios que la actividad física le traerá.


  • Hay dos extremos que son difíciles de guiar, los atletas que se exigen tanto que dejan de disfrutar de lo que, en la mayoría de los casos, es un pasatiempo; y los atletas que lo ven tan pasatiempo, que no le dan la importancia que merece cualquier deporte. El entrenador debe encontrar la manera de inculcar que, si bien no somos profesionales, tampoco es una actividad que no merezca seriedad, al final, invertimos muchísimo tiempo y dinero en ello. 

  • Por último, en este corto blog, está el atleta bipolar. El que pide entrenamientos cortos para eventos largos, o el que pide entrenamientos largos, para eventos cortos. Tenemos que explicarle al atleta que los entrenamientos no son iguales y tienen una especificidad dependiendo de la meta, la distancia y el tipo de evento.  


Las confesiones son, al final, retos para que nosotros como entrenadores y nuestros atletas como clientes, seamos cada vez mejores. En nuestro equipo nos empeñamos en explicar una y otra vez cómo se entrena, por qué se hace, hacia donde vamos y, por supuesto, la vital importancia del compromiso que requiere una actividad que al final, no es esencial, pero que nos regala momentos de satisfacción y completan nuestra vida para hacerla mucho más interesante.



 

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Truco o verdad

No, no estoy hablando del Halloween, sino del trabajo del entrenador. Hace casi ocho años, cuando recién me inicié en esta hermosa labor de darle forma a los sueños, deseos y metas de los atletas que

¿A quién seguir?

Los seres humanos somos complejos por naturaleza, si le agregamos a esa complejidad ser atleta, obtenemos una - o varias - personalidades que pueden ir del soñador al controlador; del que quiere compr

Nada con Exceso

Supongo que todos conocemos ese concepto de que, aunque se trate de opciones consideradas sanas, si se hace con exceso perderá su beneficio. El concepto aplica para el deporte. Por qué decimos esto, p

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page